viernes, 9 de septiembre de 2011

Dos extranjeras inventaron un juego de mesa para aprender a hablar en "porteño"

Cansadas de malos entendidos, dos jóvenes que viven en Buenos Aires, una inglesa y una australiana, crearon una empresa on line para enseñar jugando a las cartas; conocé el juego

Por Verónica Dema  | LA NACION

 

img1_all-three-packs_0

"Para mi fiesta de cumpleaños, una amiga argentina me dijo en inglés que iba a 'assist' a la fiesta. Pensé que me iba a ayudar a preparar el cumple, entonces la esperé y la esperé ese día. Pero llegó muy tarde. Hablando, luego, me aclaró que ella prometió asistir a la fiesta, nada más. 'Assist' en inglés significa ayudar". Isabel Glover, una inglesa de 23 años, tiene decenas de anécdotas como éstas desde que vive en Buenos Aires. Cuenta varias y se divierte al recordarlas. Habla también de cómo transformó esta circunstancia en la pequeña empresa que dirige.

Según contó a LA NACION, egresó en la universidad del Reino Unido como profesora de español y llegó a Buenos Aires con su título, confiada en su hablar fluido. Sin embargo, no supo cómo moverse, le costaba entender y hacerse entender por los porteños. Muchas expresiones la despistaban. Conversando con Emily Seaman, una amiga australiana que también estaba viviendo desde hacía un tiempo en la Argentina, coincidieron en que les pasaba lo mismo.

APRENDER JUGANDO

El mecanismo que ellas inventaron para aprender estas expresiones es como un juego de mesa. Hay tres mazos de 50 cartas bilingües: cada uno de ellos refiere a un área temática. Un montón de tarjetas combinan expresiones del lunfardo y malas palabras; otro, sintetiza charlas informales y un tercero se vincula con sexo y frases atrevidas. Un lado de la tarjeta está en "porteño" y, el otro, tiene su traducción al inglés.

Ocho meses les llevó ir acumulando frases, traduciendo, escuchándolas en contexto, consultando con amistades, alumnos de los campamentos en los que participaban enseñando inglés. Así llegaron a este producto que presentan como síntesis de palabras y frases típicas que sólo se aprenden viviendo en Buenos Aires. "Trabajamos mucho porque queríamos crear algo completamente distinto y original: un concepto que no existe en ninguna otra parte del mundo y Buenos Aires es la ciudad perfecta para crear y lanzar este producto porque estamos rodeados de creatividad y diseño imaginativo", comenta Isabel, una enamorada de esta ciudad "tanguera".

img2_sex-and-romance_1

¿CÓMO ES ESTE JUEGO QUE PROPONEN?

Están los tres mazos de cartas. Sentados en ronda, un participante elige una carta y la coloca del lado de su idioma original. Piensa unos minutos en cómo sería la traducción y la dice en voz alta. Luego, da vuelta la carta y corrobora el resultado. Si es correcto, sigue jugando; si no, se guarda la carta y debe estudiarla al final del juego. Gana el que se queda con menos cartas.

"Es muy importante la memoria visual, por eso resulta. Además, al ser un juego uno se divierte mientras aprende", dice, por experiencia propia, una de las creadoras. Las variantes del juego son muchas: se puede perder un turno, dar alguna prenda, pedir que se dramatice la frase, sugerir que se armen oraciones con esa frase, entre otras opciones.

Ella aclara que, como valor adicional, estas cartas pueden enseñar inglés a los porteños. "Así se convierte en un juego que nos integra a todos, más allá del país o de la cultura de la que vengamos", concluye la joven empresaria..

Los usuarios pueden encontrar online, más explicaciones y definiciones de palabras complicadas

http://www.goflashlearning.com/

img1_all-three-packs_1

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada